21/11/2017 – 5:25 pm | Comentarios desactivados

La Rectora de la Universidad de Nariño, Martha Sofía González, aclaró las razones legales por las cuales no se permitió la recolección de firmas para un candidato a la Presidencia de Colombia dentro de las …

Leer la noticia completa »
UDENAR PERIÓDICO

Periódico insitucional de la Universidad de Nariño

UDENAR PRENSA

Información generada desde la Oficina de Prensa de la Universidad de Nariño

UDENAR T.V.

Toda la actividad de la Unidad de Televisión de la Universidad de Nariño

Home » UDENAR PRENSA, UNIDAD DE TELEVISIÓN

Qhapaq Ñan: Sistema Vial Andino declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, gracias a investigación liderada por la Universidad de Nariño “Nariño tierra de Patrimonios”

Publicado por el 24/06/2014 – 3:30 pmSin comentarios

San Juan de Pasto, junio 24 de 2014. Gracias al trabajo realizado desde hace diez años por parte del Grupo de Investigación en Estudios Etnohistóricos y Antropológicos Grineseta del Programa de Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad de Nariño, en unión con los equipos de los Ministerios de Cultura y Ministerios de Educación de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, el Itinerario Cultural Qhapaq Ñan o Sistema Vial Andino, obtuvo la declaratoria por parte del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Según Claudia Afanador Hernández, Antropóloga, Docente y líder del grupo de Investigación Grineseta de la Universidad de Nariño, ésta es una declaratoria de un itinerario cultural que en Colombia está representada por el tramo Rumichaca – Pasto con nueve secciones en los municipios de Ipiales, Potosí, El Contadero, Gualmatán, Fúnes, Yacuanquer y Tangua. La red caminera hunde sus raíces en tiempos anteriores a los Incas y que posteriormente ellos la mejoraron con el fin de articular el Tawantinsuyo llamado por los españoles imperio Incaico.

Esta es la segunda declaratoria que obtiene el departamento de Nariño por parte de la UNESCO, gracias a las investigaciones realizadas por la Universidad de Nariño; la primera se obtuvo en el año 2009 con la declaración del Carnaval de Negros y Blancos de Pasto, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

¿Cómo se logra la Declaratoria?

El expediente de declaratoria del Sistema Vial Andino fue realizado por los seis países por donde pasa el Qhapaq Ñan: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. En el año 2001 Perú solicita la inscripción en la lista tentativa de patrimonio el Camino del Inca, al ser un Bien Cultural que pasaba por otros países, se invita a Perú a unir a las otras Repúblicas en este proyecto. En el 2003 en la reunión de Presidentes realizada en Cusco, Perú invita a Colombia para incorporarse al proyecto; en el año 2004 la Antropóloga y Docente de la Universidad de Nariño, Claudia Afanador Hernández es invitada como consultora internacional a la tercera reunión de los países convocados para la realización del expediente, llevada a cabo en Santiago de Chile, espacio donde habló de las comunidades que habitaban ese territorio, por donde pasaba la red caminera mencionada, a cargo de varios cronistas entre ellos Pedro Cieza de León en su Crónica del Perú.

En el año 2005 el grupo de Investigación en Estudios Etnohistóricos y Antropológicos Grineseta, del departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad de Nariño, presenta el proyecto de investigación “El Qhapaq Ñan Camino Principal Andino” para su financiación por parte del Alma Mater, el cual se inicia con un proceso de indagación en las comunidades de la cuenca media del río Guáitara sobre los caminos que articulaban la zona. El proyecto contó con el apoyo del Dr. Carlos Solarte Portilla, en ese entonces Vicerrector de Investigaciones, Postgrados y Relaciones Internacionales y actualmente Rector de la Universidad de Nariño.

En el 2006 se realizó la 6ª reunión técnica del Qhapaq Ñan en la ciudad de San Juan de Pasto, con la participación de más de 70 expertos de los seis países en las áreas de arqueología, antropología, biología, geografía, arquitectura, derecho, geomática, entre otros, la cual determinó el rumbo del proyecto al establecer la metodología de trabajo, un cronograma tentativo y los productos a entregar. Durante cuatro años se recolectó información por parte de los equipos Qhapaq Ñan de los seis países; en el 2011 se inicia la redacción del expediente bajo los criterios de la Convención de 1972 de UNESCO como de las guías operativas. En el año 2012 se entregó el expediente para la traducción al inglés y su edición. En enero de 2013 se hizo entrega del expediente transnacional al Centro de Patrimonio Mundial para su evaluación por parte de ICOMOS.

En el mes de octubre de 2013 los expertos internacionales delegados por el ente evaluador visitaron los seis países formulando sus apreciaciones y recomendaciones sobre el expediente. En el mes de marzo de 2014 las secretarias técnicas se reúnen en la sede de UNESCO en París, en donde hacen la defensa de todo el expediente ante la propuesta de ICOMOS, de realizar solo la inscripción de la mitad de los componentes propuestos, logrando incorporar al expediente el 90% de lo propuesto inicialmente.

Finalmente, el 21 de junio de 2014 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, en su reunión anual en el Estado de Qatar, de Emiratos Árabes, declaró al Qhapaq Ñan o Sistema Vial Andino como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El Qhapaq Ñan en Nariño, Colombia

El departamento de Nariño estaba habitado por los Pastos y los Quillacingas desde el siglo VI D.C., estos pueblos contaban con una red caminera que articulaba el nudo de los Pastos con las tierras bajas de la Amazonía como de la costa Pacífico, y hacia las tierras del norte y sur de esta área de la cordillera. Cuando llegaron los Incas a estos territorios en búsqueda de alimentos como el maíz, el ají y la hoja de coca inician con las etnias locales un proceso de reciprocidad con el fin de obtener lo que necesitaban. Para movilizarlos mejoraron la red caminera existente, lo que facilitaba el transporte de los alimentos y la articulación con los centros poblados. Hicieron obras de infraestructura como puentes en algunas zonas que se requería, acortaron los tramos localizando los caminos por donde menos distancia se necesitara para atravesar regiones rápidamente. Posteriormente los caminos fueron utilizados por los españoles en el proceso de conquista y colonia denominándolos Camino Real; los ejércitos libertadores los recorrieron y durante la República fue llamado Camino Nacional. En los años cincuenta se trazaron y se inicia la construcción de la carretera Panamericana y las carreteras terciarias de algunos municipios de la cuenca del río Guáitara por donde pasa el Qhapaq Ñan.

En Nariño las comunidades asociadas al camino lo han mantenido vivo, a través de las memorias de sus usos y costumbres. Su paso se da por Ipiales, Potosí, El Contadero, Gualmatán, Fúnes, Yacuanquer y Tangua, además del tramo Rumichaca – Pasto, donde están las zonas declaradas patrimonio. El Qhapaq Ñan era el Antiguo camino de peregrinación, hasta el Valle de Atriz, para hacerle ofrendas al Taita Urucunina o Volcán Galeras. Según la Antropóloga Claudia Afanador, “La declaratoria no solo corresponde a los vestigios sino también a los caminos vivos; el Patrimonio Inmaterial asociado a este bien, todas las memorias de los que han transitado y las memorias de las comunidades asociadas que son las portadoras del bien”.

Retos después de la Declaratoria

El Qhapaq Ñan es un camino particular, que por su carácter articulador de comunidades y de sitios administrativos, tiene que verse de manera integral. Para su gestión por parte de los seis países, se formuló un sistema que articula los niveles que van desde lo local, pasando por lo regional, nacional e internacional para su administración; que se complementa con el trabajo que se viene realizando desde hace varios años a nivel nacional con el Ministerio de Cultura, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, la Universidad de Nariño y la Cancillería de Colombia.

Con la declaratoria los países parte adquieren un compromiso con la UNESCO de preservar el Bien manteniendo su valor único y excepcional; para ello se debe dar cumplimiento a lo establecido en el Sistema de Gestión y la directrices operativas de la Convención del 72 de UNESCO, que incluye rendir informes y el cumplimiento de compromisos administrativos, sobre los temas de conservación y gestión dentro del que se destaca el Plan de Uso Público en el tema de turismo, el cual para la zona del Qhapaq Ñan es nuevo, pero de la mano de los países expertos en el tema se espera iniciar el trabajo con las comunidades a través de proyectos educativos y la formulación de proyectos en el área del turismo responsable y sostenible.

Para la Universidad de Nariño es la culminación de la primera etapa de una declaratoria de Patrimonio Mundial, la investigación aplicada como los proyectos de proyección social son el paso siguiente que permiten devolver a las comunidades el conocimiento adquirido de ellas para mejorar su calidad de vida a través de la cultura y el patrimonio. La Udenar es la única universidad que participó y generó liderazgo, gracias a la permanencia del equipo investigador durante los diez años de estudio, considerados los Guardianes de la Memoria del proyecto. “La obtención de esta declaratoria es para la Universidad de Nariño una clara muestra de su cumplimiento con la región, que visualiza el Patrimonio para mejorar la calidad de vida; es el segundo proyecto que logramos declarar patrimonio, además del Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. Ahora el Qhapaq Ñan, visualiza a las comunidades asociadas, que se sienten orgullosas de lo que son”, menciona Claudia Afanador.

La Antropóloga explicó que debido al pacto de confidencialidad de la declaratoria, el proceso de divulgación de los resultados de la investigación se ha manejado sigilosamente; en su debido momento se dará a conocer documentos excepcionales y fotografías únicas con la autorización de los demás países.

Finalmente Claudia Afanador agradeció a la Universidad y al departamento de Nariño “Como antropóloga la gratificación no es recibir las gracias, sino ver que se le ha cumplido a la gente, sentir su alegría y agradecimiento con la Universidad”. Este es un proyecto que trajo consigo importante procesos como las Escuelas Qhapaq Ñan, el Diplomado en Gestión de la Conservación del Qhapaq Ñan, en el cual se graduaron niños desde los 12 años hasta adultos de 70 años de edad. Agradeció al equipo de investigación de más de 20 personas, a los estudiantes que también se han graduado con el proyecto; destacó el apoyo de los rectores, desde los inicios con el Dr. Carlos Solarte Portilla, quien en ese entonces era Vicerrector de la VIPRI, ahora Rector de la Universidad. “Gracias al apoyo brindado por parte de las comunidades que creyeron y apoyaron el proceso, al Ministerio de Cultura y el ICANH a nivel nacional e internacional a los equipos Qhapaq Ñan; este es el mejor regalo que le hace la Universidad al Departamento de Nariño, de ser actualmente tierra de Patrimonios Mundiales”.

Mayor Información:
Claudia Afanador Hernández
Antropóloga e Investigadora
Celular: 312 286 2872
E-mail: cafanad@udenar.edu.co

Comentarios cerrados